Confinamiento y desarrollo de chinches en habitaciones de hotel.

Las chinches también parasitan en las personas. A temperatura ambiente, los huevos de las chinches eclosionan después de 15 a 22 días y solo necesitan un mes y medio para llegar a la edad adulta. Las chinches pueden vivir hasta seis meses sin alimentarse. ¡Sin embargo, ten cuidado! Después del confinamiento estarán más activos. 

El cierre    

El 16 de marzo a las 18:00 p.m. El «confinamiento por el Coronavirus» se hizo realidad para la industria hotelera en los Países Bajos.  Después de eso, el gobierno tomó medidas adicionales para ayudar a prevenir la mayor propagación del virus covid-19. Como método de precaución, el gobierno cerró la mayor parte del tráfico aéreo y emitió un consejo negativo respecto a las vacaciones en el extranjero. Debido a estas medidas, la ocupación de las habitaciones en los hoteles ha sido muy baja.  Muchos propietarios de hoteles han cerrado sus establecimientos y no han tenido huéspedes en semanas. Mientras la temperatura en las habitaciones de un hotel fluctúe entre 15-18 ° C, las chinches pueden sobrevivir hasta 6 meses sin comida. 

Hambre 

Cuando las chinches tienen hambre, pueden viajar distancias relativamente largas en busca de nuevos huéspedes. Después de que se levante el confinamiento, los hoteles volverán a abrir. Esto significa que por la noche las chinches en las habitaciones del hotel estarán activas. Durante la noche, las chinches estarán presentes en grandes cantidades atormentando los huéspedes del hotel, con todas las consecuencias desagradables para ellos y para los hoteles. 

Evita 

Para minimizar y preferiblemente evitar este inconveniente, es aconsejable inspeccionar las habitaciones (sospechosas) a fondo antes de la puesta en servicio. Esto puede ser realizado por personal del hotel capacitado o por un equipo especializado de EWS Control de Plagas. Las habitaciones infectadas pueden tratarse de manera proactiva mediante un plan de control profesional, que salva a los futuros huéspedes de esta desagradable y molesta experiencia.